Futsal Park
FutsalPark.com.ve Menu
Columnistas

Sport Huancayo: La altura es su aliado incondicional

Por Carlos Domingues el Junio 6th, 2018 en Columnistas

Compartir:

Evitar algún rival brasileño o argentino, dominadores incontestables en los últimos años de los torneos continentales, era la premisa de los representantes de los demás países que trascendieron a los dieciseisavos de final de la Copa Sudamericana. La afición de Caracas pareció respirar una bocanada de oxígeno cuando en el sorteo del pasado lunes el bolillero deparó al peruano Sport Huancayo como próximo rival. Sin embargo, el cuadre es más difícil de lo que aparenta.

El joven equipo huancaíno es el único club peruano que sobrevive en competiciones continentales, tal como ocurre con su rival de la capital venezolana. Su marcha reciente en el torneo local no es referencia (dos derrotas, un empate y apenas una victoria en el comienzo del Torneo Apertura peruano) para el buen desempeño del “Rojo Matador”, como es conocido el equipo fundado en 2008. Son subcampeones del Torneo de Verano (antesala al Descentralizado 2018) y tuvieron hasta días recientes una imbatibilidad considerable en su estadio Huancayo, ubicado a 3.259 metros sobre el nivel del mar.

Investigando y consultando con algunos colegas peruanos, se descubre que su plantel no es descollante en figuras, pero tiene un bloque que ha marcado una continuidad en juego muy sólido. Con un tradicional 4-2-3-1, destacan tres futbolistas: su delantero, el paraguayo Carlos Newman, uno de los goleadores del Verano, quien es el nueve de área, el muy experimentado arquero Joel Pinto de 37 años, y el volante ofensivo Marcos Lliuya, que podría dejar el equipo antes de la serie ante Caracas por el interés que han manifestado algunos clubes de Colombia y Grecia por su ficha.

Marcelo Groni es su técnico, argentino que estuvo en la órbita de Universitario de Lima tras la salida de Pedro Troglio. Sin embargo, el DT renovó con el club hasta 2020 para continuar al frente de un proyecto que alcanzó la clasificación internacional consecutiva en los últimos tres años (tres participaciones en Copa Sudamericana). Groni conoce muy bien el fútbol peruano (dirigió con anterioridad al Municipal y Real Garcilaso) y su figura es muy bien valorada por el entorno de ese país. La goleada en la altura 3-0 a la Unión Española chilena de Martín Palermo en la primera fase de la copa es el gran crédito para un equipo que se ha convertido en uno de los animadores habituales de su campeonato local.

Con la llave Atlético Paranaense – Peñarol como paridora del complicado próximo rival en Octavos de Final, sortear al Huancayo implica la misma dificultad. El Sport mantenía un invicto en casa hasta hace dos fechas, cuando cayó con el Melgar de Arequipa, un club que también juega sus duelos de local en la altura. La actividad tanto de Caracas como de su contrario será similar cuando se vean las caras: ambos equipos tendrán receso durante el Mundial y se enfrentarán el 17 y 24 de julio, en fechas donde Caracas estará en plena pretemporada y Sport Huancayo listo para reanudar su torneo doméstico.

El partido de ida en Cabudare será trascendental. Caracas deberá sacar la ventaja suficiente para poder subir a la altura con una renta que le permita dosificar fuerzas ante la exigencia. Sería positivo que el equipo pueda ensayar trabajos en condiciones similares a las que encontrará en Huancayo. Las cámaras hiperbáricas de las que dispone el CNAR en Margarita es una muy buena opción. Además, Sporting Cristal, el rival de la final del Torneo de Verano, logró sacar un empate en la ida de la final visitando al Sport Huancayo porque trabajó intensamente apenas pisó la altura. Lo cierto es que Sanvicente ya tiene experiencia en estos casos y seguro tendrá listo el plan para contrarrestar los efectos geográficos.

El rival no es perita en dulce. Ni en lo deportivo, ni en las condiciones que ofrece su localía. Caracas tendrá un complicado frente para seguir soñando con trascender en la Copa Sudamericana.

Twitter: @CDominguesP

 

Compartir: